Cualidades del buen DM: las lecturas.

Sólo unos días después de haber propuesto la importancia de la literatura para entender, desarrollar y disfrutar de un buen juego de rol, Steinkel divagaba en la Marca del Este sobre ello, y tiene tanta razón en lo que dice, que me reafirmo nuevamente en ello. La imaginación con la que construimos todo el mundo en torno al cual giran nuestras aventuras necesita estimularse, y la literatura es la vía principal para hacerlo. Pero voy a decir más.

El rol es en sí mismo una manera de literatura. Es una literatura oral, similar a aquélla de los juglares medievales, que narraban sus historias en las plazas de las villas rodeados por los curiosos y acaso acompañándose de una melodía de laúd. Es una evolución de ese concepto, más definida, perfeccionada e interactiva, con dados, tablas y miniaturas, que despunta como algo nuevo y sorprendente, pero no por ello ajeno al hecho literario. Al fin y al cabo, la literatura es el arte que emplea como medio de difusión la lengua (ya sea hablada o escrita). Y la lengua, junto con la creatividad, son las herramientas de trabajo del DM, su pico y su pala.

Leer es fundamental para idear nuevas historias, crear ambientaciones, diseñar villanos inolvidables, porque todos los ejemplos están ahí, a lo largo de los siglos, y si ha habido un género literario en la historia de la humanidad común a todos los tiempos y lugares ha sido la épica, que es con lo que trabajamos en el mundillo del rol, sazonándola un poco o un mucho con el picante de la fantasía, si eres de los que gustan. A algunos se les va la mano con la pìmienta y les sale D&D 4ª Edición, pero eso es otro tema. Tú que quieres ser DM, lee. Lee a Tolkien, a Moorcock, a Lovecraft, a Howard. Lee a los románticos del XIX, esos de fantasía sabían cuatro cosas. Lee la Ilíada y la Odisea, lee la épica medieval, el Cantar del Mío Cid, Sigfrido, Arturo… Aparte de mejorar tus campañas, ¿qué me dices de todo lo que vas a aprender?

Recuerda siempre que los orígenes son importantes. Son un punto de referencia. Cuando alguien se desvincula de sus orígenes, pierde poco a poco su identidad y acaba siendo algo completamente distinto. Y este chisme con teclas y pantalla, que utilizo para hacer propaganda subversiba, tiene mucho que ver en la putrificación del rol. Los videojuegos y MMORPG pueden ser muy divertidos pero no son juegos de rol. Ojo al dato.

7 comentarios en “Cualidades del buen DM: las lecturas.”

  1. Reconozco que me encanta leer y que acostumbro a leer cosas del estilo de lo que dirijo en ese momento. Cuando dirigía alta fantasía medieval me leí toda la saga de gotrek y felix, cuando dirigía un space opera me leí la saga vorkosigan y ahora que dirijo baja fantasía medieval leo Canción de hielo y fuego.

    Pero también reconozco que hay libros “míticos” que me resultan aburridos. A veces en parte y a veces en su totalidad. Por ejemplo no soporto a Dick ni a Asimov, Tolkien me gusta a ratos y según qué libro, Conan me encanta, las cosas de Camelot me apasionan pero más por Camelot que por sus autores y el Mío Cid me resulta insufrible. La íliada y la odisea están entre mis favoritos porque me encanta la mitología, etc.

    ¡Nos leemos!

    P.D:Aunque no lo has preguntado, la de hoy es de Stormbringer

  2. Tienes razón en que hay cosas insufribles. Lo del Mío Cid yo lo paso porque está relacionado con mi dedicación profesional jeje, no está tan mal, en serio jajaja. Incluso el poema de Gilgamesh tiene su gracia, y la mitología sumeria y acadia está muy bien para reunir ideas poco manoseadas (porque lo griego y lo nórdico está muy desgastado ya).
    Y sobre la ilustración, ¿qué decir? Es una de las portadas maestras de nuestros tiempos de gloria, de Michael Whelan, con un saborcillo Brom que puedes comprobar en otra portada fundamental: Transilvania Nocturno, que algún día colgaré.

  3. Me encanta de Brom la de Deadlands, con ese estilo característico que nunca desluce y más aun en tiempos de estilos tan manoseados como los de Victoria Francés y Luis Royo

  4. Leer te da una base para que luego tu mente pueda trabajar a la hora de crear aventuras, situaciones o interpretar. Es así como un entrenamiento que te permite cierta fluidez a la hora de imaginar. Aunque yo incluiría a las películas como método de ampliar esta base.

    Pero también es un arma de doble filo. Hay gente que le gusta mucho cierta cosa y copia descaradamente lo que ha leído o visto sin darle su propio toque. No me encontrado veces situaciones de “mi personaje es igual que tal…” y ves una copia calcada sin ninguna gracia o cambio.

  5. Jajaja, es cierto, yo he tenido en mis grupos muchos personajes fotocopia, pero con el paso del tiempo van adquiriendo su propia personalidad, que tampoco está mal.

    Y tienes razón respecto a lo de las películas, que era algo que ya sugería Steinkel, pero creo que el cine viene también directamente influenciado por la literatura. En cualquier caso, si no te da por leer, siempre puedes ver buenas pelis que también te darán ideas.

    Un saludo Kharma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s