Ravenloft, recursos de ambientación: mapas y cartas

A lo largo de una aventura, los PJs manejan mapas, cartas, pergaminos proféticos o mágicos, libros, grimorios, compendios y otros tipos de documentación escrita que, en los mundos de ambientación medieval, suelen contenerse en pergaminos (extraídos de la piel de un animal) o un tipo primitivo de papel (elaborado con corteza de árbol). Una buena manera de tender un puente entre el mundo real y el imaginario es utilizar estos escritos para sorprender a tus jugadores, recurso perfectamente aplicable a cualquier mundo de fantasía medieval.

Vais a empezar una nueva sesión y para situar a tus PJs abres el libro de campaña y señalando con el dedo el mapa a todo color que hay entre sus páginas dices: Estais aquí. Muy feo. Y nada inspirador. Cógete un folio, salta a la entrada que hice hace algunos días sobre los pergaminos, y cúrrate uno. Cuando tengas tu pergamino preparadito, dibujas el mapa a lápiz o carboncillo, no hace falta que sea una obra de arte, sólo tiene que parecerse en cierta medida al original y servir de guía a los PJs que se van a mover por él. Incluso puedes añadir las localizaciones específicas de tu campaña, que en el del libro no vienen, o hacer marcas e identificar lugares. Pruébalo, verás cómo a tus jugadores les mola la idea. Con las cartas o libros ocurre lo mismo: pergamino al canto, letra chunga, quemas las esquinas para mostrar deterioro, lo arrugas un poco más, ¡lo rompes en pedazos para que lo reconstruyan, si ha sufrido alguna mutilación!

PROS

  • Realmente, utilizar pergaminos para transmitir los documentos escritos a tus PJs es muy, muy sugerente. Vale mil veces más que leer la carta desde tus papeles en alto, o utilizar el mapa oficial con su perfección irreal.
  • El mapa te va a quedar cutre, y eso es lo que queremos. ¿O es que pensabas que los cartógrafos de tu mundo de fantasía medieval tenían medios para hacer algo fino y preciso? No, no, nada de eso. Cúrratelo, pero no te desanimes si compruebas que tu mapa no es tan flipante como el del libro. Es normal que no lo sea, y tampoco queremos eso.
  • Todo el material que hagas consérvalo, les sirve a ellos para consultar lo que han hecho en aventuras pasadas, hacer memoria, recapacitar… y además, tendrás todo un tesoro cuando la campaña se termine, te hagas mayor y juegues de Pascuas a Ramos (en el mejor de los casos).

CONTRAS

  • Este recurso realmente no tiene contras, excepto que cuesta trabajo. Pero todo lo bueno tiene un precio, aunque sea en horas. Tú sabrás cómo de memorables quieres que sean tus partidas.

RECOMENDACIONES

Un buen mapa currado por tí puede venderlo cualquier mercader a los PJs cuando lleguen a determinada aldea o ciudad. En los mundos medievales la cartografía es algo muy limitado, la gente viaja al oeste, al norte, al sur, pero no siguen la A-8 en dirección a San Sebastián. Pueden seguir un camino notorio, como la Ruta de la Plata o la Ruta de la Seda, pero no saben lo que se van a encontrar (montañas, ríos, bosques) o sus nociones son muy básicas. Por eso se recurre a mapas, aunque sean bocetos de la realidad. Los mapas son esquemáticos, no tienen escalas (quizás en días: tantos centímetros, un día de camino) y en ellos no faltan referencia a hitos característicos (la Roca del Dragón, la Caverna del Ogro, el Árbol Rojo…). Estos mapas no son precisos, aunque en general resultan fiables.

Las cartas puedes enrollarlas (para que parezcan aún más correo medieval), perforarlas en un extremo y colgarles una cinta, o montarte un sello de cera, aunque yo realmente nunca he llegado a hacer lo de la cera. Los chinos pueden vender sellos, quizás con una letra o un símbolo zodiacal. Viertes la cera caliente sobre el punto donde quieres que se selle el rollo y la aplastas con el sello. No sufras por el papel. Ya tienes tu carta sellada para los PJs.

Seguro que se te ocurren mil cosas más. Si te ha gustado, ponme estrellitas, ¡gracias!

6 comentarios en “Ravenloft, recursos de ambientación: mapas y cartas”

  1. No diré interesante, porque ya lo he aplicado a alguna de mis partidas (y por supuesto roles en vivo que he dirigido) pero desde luego es más que recomendable recordar a todos los másters que pululamos por la bloggesfera que con un poco de trabajo se puede conseguir mucho. Bravo por el aporte :)

    1. Esa máxima que propones es completamente cierta, Terrax, y creo que aplicable a casi todo en la vida. Las cosas bien hechas y en las que vuelcas un esfuerzo siempre salen mejor que cuando se hacen deprisa y corriendo, o no se hacen. ¡Un saludo y gracias por el comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s