Homenaje a los caídos: videojuegos en los 80.

El mundo de las reliquias informáticas es apasionante, y ha dejado muchos cadáveres por el camino. Los que nacimos a principios de los 80 sabemos de eso un rato. Tuvimos el privilegio de asistir al origen de los videojuegos, probar aquellos softwares machacones e irritantes que tanto nos divertían. Tres colores en pantalla, música a base de pitidos, dificultad desproporcionada, mucha imaginación para reconocer a un ser humano en el dibujillo que servía de prota.

Sí, confesemos todos. Yo perdí mi virginidad jueguil con maquinillas desquiciantes, pero en lo relativo a ordenadores, fue con un ZX Spectrum +3. El mío era de disquete. Se lo regalaron a mi hermano por su comunión. Otros, con modelos más antiguos (que los hubo) tenían que madrugar para poner el juego a rebobinar (eran de cinta, sí, como los casetes). Que ilusionaza cuando mi hermano y yo enchufábamos los disquetes con los juegos más modernos de su tiempo. Era la época de Ópera Soft, Topo Soft, de Dinamic, de las grandes compañías españolas, conocidas y reconocidas a nivel mundial.

¡Qué tiempos aquellos! Nos conformábamos con jueguillos que hoy en día harían vomitar al más osado quemamáquinas. Y qué habilidad teníamos: ningún juego de los de hoy tiene una cuarta parte de difultad que un Mutant Zone (Ópera Soft), que un Corsarios (Ópera Soft), Navy Moves (Dinamic), Nonamed (Topo Soft), Indiana Jones y la ultima cruzada (Lucasfilm Games) y tantas otras joyitas de la dorada década de los 80. Eran insufribles, pero nosotros los fundíamos igualmente con perseverancia y autosuperación.

El tema de las portadas de aquellos años me fascina. Las compañías vendían sus productos a los niños poniendo a tías “medioempelotas” en las portadas, ilustradas muchas de ellas por Luís Royo o Alfonso Azpiri. ¡Dios qué orgullo ser español en aquellos años!, y no como ahora, que vivimos reprimidos por los acomplejados de siempre. Las tías buenas se usaban como reclamo para niños que saltaban de teta en teta: de la teta de la madre a la del videojuego, y así tirar hasta hacerse mayor y saltar a las de la novia. Una progresión matemática sabia y precisa, con cabida en las leyes universales del cosmos. Los 80 eran otra época. Pero los niños éramos felices, y no provocábamos altercados de índole sexual en el colegio, por más que Telecinco censurara las series de anime (nunca os lo perdonaré). Pero eso lo dejo para otra entrada, porque tiene miga.

Los ochenteros crecimos con juegos cutres. Luego llegaron los PCs, y mejoraron un poco. A medida que avanzaban los 90 íbamos viendo cosas mejores, asistimos al nacimiento de Ultima, Doom, de Warcraft (nos robaron parte de nuestras vidas que les reclamaré a sus respectivos creadores cuando me los encuentre en el infierno); jugamos a la Super Nintendo, a la Game Boy, a la Mega Drive, quemábamos todo lo que se nos ponía a tiro (todos los niños de los ochenta tuvimos una fase pirómana). Hemos visto la revolución del 3D y los juegos de los dosmiles. Los juegos han cambiado mucho, y a mejor. Desgraciadamente, las compañías españolas de aquella época se fueron a la quiebra y desaparecieron, pero es justo reconocer a los pioneros en la conquista de los bytes con una entradilla de blog. Mi agradecimiento a los programadores españoles de aquellas legendarias compañías, por dos motivos: por las horas de diversión que me aportaron con sus juegos capaces de engorilar al Dalai Lama, y por haber afirmado mi heterosexualidad con sus portadas lascivas. Dios dé buena cuenta de los caidos. ¡Viva España!

PD: aquellos interesados en mayor información respecto a las viejas glorias, puedes pasarse por esta paginilla de un auténtico friki del spectrum: http://www.worldofspectrum.org/. Que lo disfruten, señores.

9 comentarios en “Homenaje a los caídos: videojuegos en los 80.”

  1. Puf, yo soy de finales de los 80 (88) y estas las viví de pasada (me refiero a Spectrum, Commodore, etc.) pero soy coleccionista de videojuegos antiguos, que me encantan y a los que dedico, con permiso del rol, todos mis ahorros, consumiendo vorazmente a los mismos. Muchos, además, prefieren tenerlos sellados y tal, pero yo soy jugón por naturaleza, y prefiero comprarlos, pasármelos y luego, con conocimiento de causa, exponerlos. Todo un lujazo.

    La verdad es que poco a poco voy montando, tras muchos años, una colección medio en condiciones, pues tiro también de importaciones y demás, y son ya 200 juegos entre SNES, Megadrive, Dreamcast, Saturn, NES, Master System y demás aparatejos =) Me alegra ver que compartes en cierta medida aficiones.

  2. Yo tengo cosas de Super Nintendo que no son fáciles de encontrar, pero no estoy seguro de querer deshacerme de ellas. Entre otros, un Might&Magic2 que quemé junto con mi hermano como un auténtico enfermo. Aquel juego me enganchó a esa serie que todavía requemo de cuando en cuando.

    Por lo que veo, tienes una pedazo colección, pero ¿de Spectrum y aquellas máquinas no tienes nada? Coleccionar eso es todo un reto. Además, por experiencia sé que aquellos disquetes eran muy inestables y el juego que iba dentro con frecuencia no funcionaba. Y no tenías a quién reclamar.

    En fin, un saludo y suerte con tus juegos!

  3. Uf, Spectrum y Amstrad. Yo todavía tengo una buena montonera de juegos de Amstrad cogiendo polvo los pobres. Qué grandes títulos y aventuras: Jabato, La Aventura Original, Capitán Trueno, Questor, Navy Moves, Army Moves… uf… demasié…

  4. También andaban por ahí el Golden Axe, Rainbow Island, La Abadía del Crimen… Este último título me recuerda que, gracias a un puñado de audaces programadores (lamentablemente, muchos de ellos de muerte prematura) España fue en los 80 una potencia en lo que respecta al software de entretenimiento.

  5. Un gran post. Podriamos hablar horas sin fin de aquellos tiempos. Me acuerdo de Metropolis, Game Over, Cabal y tantos otros. Mencion especial merece el Tour 91 de cuando Indurain ganaba tours a cascoporro (un misterioso Melchor Mauri siempre aparecia en el podio… jajaja).

  6. El Tour 91 le tenía yo bien quemado. Era un juego muy bueno para su época. También el F1 Grand Prix, era chungo, pero llegué a pasármelo un par de veces. Y, por supuesto, el Tuareg. Jeje, me encantaba ese juego, rescaté a la princesa al menos dos veces. Y el Emilio Butragueño fútbol, donde jugábamos a dos y me hacías trampas. También estaba muy bien el Mad Mix Game, el Operation Thunderbolt… y muchos que olvido!

  7. Jaja mis famosas trampas en el Emilio Butrageno. Tambien se las hacia a Luis Alberto. Aaahhh se me chuta el balon solo… eeehh que no responde, le doy a la derecha y va a la izquierda… Donde este la estrategia que se quite todo. Y yo era el estratega. Ganaba 9-0 jajaja.

  8. Vas a por la lagrimilla facil :_) Yo tenia un Amstrad CPC de disco y me lo pase genial, hasta comencé mis primeros pinitos en programación con los juegos que te veían para escribir a mano (mas de mil lineas de código a mano uff). La mayoría era juegos caseros y no muy largos pero lo compensaba ese cariño con el que estaban hechos, esa originalidad o la dificultad endiablada que tenían. Yo pienso que ahora jugaba peor que cuando era mas pekeñajo que poseía un aguante y una perseverancia que ahora no es posible.

    Aun tengo un puñado de juegos pero solo me queda uno original (si chicos, en aquella época también se pirateaba) el gran e inigualable Navy Moves con unas de las mejores cajas que se han hecho. Ni edición de coleccionista ni chorradas, el juego te venía con una pedazo caja llena de mapas, sobre sellado “top secret” y documentos que parecían de verdad. Una autentica joyita…

    1. Sí, Navy Moves, la caja está en la foto de arriba, la del tio con sospechoso parecido a Arnold. Ya lo creo que estaba currado el juego, venían mapas, un plano de un submarino, y no se qué más cosas. La presentación y contenidos estaba mucho más elaborada que la mayor parte de los juegos de hoy en día. Y sí, eramos mucho más duros cuando aquello. Los juegos eran chunguísimos y si te mataban, nada de Cargar Partida… de vuelta al principio del nivel…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s