Ravenloft, recursos de ambientación: el disfraz

A medida que avanzamos en el tema de los recursos de ambientación, nos sumergimos más y más en las desviaciones más frikis posibles. Si nunca te has disfrazado, no puedes considerarte un friki de pro, un friki auténtico, de la elite. Serás un aficionado, un friki infantería. Pero, antes de dar un paso que te precipita irremediablemente en el abismo del auténtico frikazo, ¿tiene alguna utilidad para con la ambientación de una partida? ¿O debemos limitar esos actos -altísimamente vergonzosos si alguien en su sano juicio te ve- a estrenos de pelis, de videojuegos y cosas de esas? Veamos los pros y los contras de esta lamentable práctica:

PROS

  • Las risas están aseguradas.

CONTRAS

  • La fuerza ambientadora de un disfraz no es, a mi juicio, realmente alta. Además, se corre el riesgo de que todo derive en una sesión de cachondeo.
  • Depende de cómo sea el disfraz, puede ser un coñazo llevarlo durante una partida.
  • Cuidado con darle espadas o mazas a flipados. Los disfraces y las armas a ellos unidas, que sean de plástico por favor. Un tirillas cualquiera con suficiente frikismo dentro tiende a creerse Conan si una espada roza sus manos. Cuidadín.

RECOMENDACIONES

Conan el destructor de pantallasVeamos. No creo que el disfraz sea una buena idea salvo en ocasiones extraordinarias. Si estáis jugando una campaña excepcional o única con un profundo esfuerzo en ambientación, puede corresponder utilizar disfraz. Siendo Ravenloft, por ejemplo, el máster puede ir con una túnica y capucha, que siempre transmite un poco de inquietud, sobre todo si la habitación está oscura y los jugadores llevan dos porros entre pecho y espalda.

Pero yo, el tema del disfraz, lo relaciono más bien con fiesta o cachondeo. Puede estar bien con juegos cómicos, como Fanhunter, juego de rol que tuvo mucho renombre allá por los noventa. Seguro que no es difícil encontrar otros juegos de cachondeo más modernos. Una partida de Fanhunter u otro juego de coña con la peña disfrazada tiene que ser un descojono, nunca lo he probado, pero seguro que está muy bien. Disfrazarse también tiene su puntazo en otras condiciones: la de la cena/comida medieval. Pero ese es otro recurso del que hablaremos más adelante.

Para concluir, disfrazarse es una buena opción si eres de los que les gusta romper barreras en lo friki, pero realmente, en lo relativo a la ambientación, no creo que aporte nada bueno, salvo quizás en situaciones muy concretas como las que hemos mencionado más arriba.

Os dejo con la galería de la vergüenza ajena.

2 comentarios en “Ravenloft, recursos de ambientación: el disfraz”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s