Fiesta de Goblyns 2012 (III)

La fiesta de los Goblyns continúa sin prisa pero sin pausa. El nivel de desfase es de alerta máxima. Cada vez es más probable que un día cualquiera pasemos de los mazazos imaginarios a los mazazos reales. La última sesión desarrollada en este blog terminaba a las puertas del Cañón de Radaga con una polémica de Dios es Cristo cuando Branax o “Bran”, como le llaman los amigos, se empeñó en derribar a un goblyn cuando tenía a otro haciéndole un festín. La tensión fue máxima y hubo incluso amenazas de muerte y ofertas de ostias entre furiosas miradas e insultos.

Pero al final no pasó nada y la cosa se moderó. En la siguiente sesión, la que les condujo desde la entrada del Cañón de Radaga hasta el primer dungeon (las criptas de la susodicha sacerdotisa) no hubo menos risas. Debemos destacar de esta sesión que consistió en una fiesta de “rol-borracho”, como la llamo yo. Nunca lo hago, pero como fiesta de Goblyns la jugamos como pachanga o charlotada, consentí en legalizar el alcohol y las drogas. La gente jugaba a rol y se emborrachaba con vodka al mismo tiempo. Si empezamos a las 6 de la tarde y terminamos a las 2 de la mañana, imaginad como quedó el personal. Al final ni siquiera pronunciaban correctamente, sino que balbuceaban con cierto tino.

Esquema del mangual de Branax “Tiramanguales”, arma de gran poder que pasa más tiempo en el suelo que en sus manos.

Una nota a destacar de la Fiesta 2012 es lo prudentes, cuidadosos y desconfiados que son los PJs conmigo, su master. Antes de tomar una decisión pasa una hora, mínimo. Son lentos como tortugas porque creen, con motivo, que les tengo preparada una putada en cada esquina. Como la aventura la han jugado dos veces antes, yo me tomo la libertad de cambiar cosas y dar sustos. No obstante, Patxi, con su PJ, el mítico bribón elfo Ziro Drako, venía tensando la cuerda desde casi el primer día de partida. Si por un lado me joden los PJs cobardes, esos que salen corriendo con sus bárbaros de 100pg y chillando como niñas cuando ven un kobold, no menos irritantes son aquellos que parecen provocarte con un comportamiento temerario, al estilo de Cheroki en FdG 2007. Así que cuando Ziro Drako se fue él solo, por sus webos, ha explorar el zigurat del Cañón de Radaga, pensé que se merecía un susto. Y se me fue la mano, y acabó atravesado por cinco lanzas como un pepinillo elfuno mientras su hermano Rao Drako lloraba amargamente la pérdida.

Fue un aviso a navegantes y creo que aprendieron la lección, porque en adelante han sido bastante más prudentes. Hubo otros momentos bochornosos. Bran “Tiramanguales” licenció definitivamente sus dados y se fue a la tienda a comprar unos nuevos (no dio un palo en toda la aventura). Aparte del momento estrella de la muerte del malogrado Ziro hubo otras situaciones vergonzosas. El nuevo personaje de Txelo de Kastro, conocido como Negas-Kar, dio mucho juego. Txelo de Kastro se hizo un nigromante después de que a su mago “El Guapo” le diesen billete al infierno en la posada Kartakana. El nuevo PJ es un puntazo, porque ha descubierto el Libro de Oscuridad Vil, y con ello la tabla de drogas. De tal modo que se pasó toda la aventura intentando meterle drogas en la comida a Branax, porque quería hacerle adicto, y como sólo él puede conseguir las drogas, ponerle a su servicio. Pero el otro siempre le pillaba. El momento más vergonzoso llegó al final: como no había sido capaz de hacerle comer drogas a Branax con sus artes sigilosas, Negas-Kar recurrió a la cutredad más absoluta: queriéndole hacer creer que las drogas dan fuerza, le lanzó un Fuerza de Toro con una mano y con la otra le tiró un puñado de drogas a la cara, para que el enano pensase que la fuerza le subía por las drogas y no por el conjuro. Evidentemente, Branax no picó, y las risas fueron de echar las tripas por la boca.

Negas-Kar mostrando su mejor cara para la cámara. Lleva un familiar que es un monstruito, que por timidez no asoma.

Negas-Kar también protagonizó otra situación clave en la aventura: su intervención, una vez aparecieron los 160 esqueletos del Cañón de Radaga, con un conjuro del Libro de Oscuridad Vil, Danza de la Ruina. Txelo de Kastro no sólo se marcó un lamentable baile en el mundo real para interpretar a su PJ (estabamos terminando, llevaba casi 5 horas bebiendo y fumando porros), es que además estuvo a punto de matar al personaje recién estrenado de Patxi (antiguo Ziro Drako), ahora una linda paladina llamada Larisa. Le dejó a -6 o así (porque la Danza de la Ruina pega A TODO con 2d20 menos al lanzador y a los demonios). Pero salvó a la chica de los esqueletos. Bravo Negas-Kar, por tu temeridad inconsciente.

En general, hubo palos a cascoporro y la gente hizo intervenciones bastante brillantes, pudiendo destacar la ponderada actuación del clérigo Oxen (dirigido por un mentolado Zevo), y su colega, también clérigo, Jhon Doe, que lo pasó tan mal que a punto estuvo de fumarse un dedo. Destacar también la originalidad conjuradora de Reija (del eterno springfieldiano Charifas), la audacia de un Rao Drako también muy acertado (conducido por Koke) y los mazazos, más juiciosos que los de su primo Bran, del enano Rufus “Chupapiedras” (a cargo de Fran Lanister).

Pero antes de terminar la sesión tuvimos que enfrentar de nuevo el bochorno. Cuando terminó la Fiesta de ese día, descubrimos que el gran Jhon Doe, dirigido por el incombustible Dani “Renato”, se había fumado 32 cigarros y 2 mentolados, y cuando se vio sin tabaco, empezó a acusar a otros del grupo de que le habían fumado 2 cigarros. Se montó tal bronca con las acusaciones que el máster tuvo que levantarse para separar a los contendientes a fin de que las ostias no llegasen al río (ya sabeis cuales son los efectos del alcohol y las drogas). Ya os he dicho que nuestras partidas (y especialmente FdG) son de alto riesgo. Después de unos cuantos “puto gordo”, “subnormal” y “sinvergüenza”, las aguas volvieron a su curso.

Encontrar el juego dadil perfecto requiere una tirada de Buscar de CD 20. El problema es… ¿con qué dado tiras?

La siguiente sesión, la de las cavernas de la sacerdotisa, ya ha sido jugada y ha dado mucho que hablar. Pronto tendréis un oportuno resumen para que compartáis el desfase. Un adelanto: hubo muertos. Sí, en plural. Y no de los que dirigía Radaga.

4 comentarios en “Fiesta de Goblyns 2012 (III)”

    1. Sí, la verdad es que Fiesta de Goblyns tiene varios momentos que son bastantes desfasados, como las brumas que roban objetos mágicos o las tiradas de vida o muerte. Super divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s