Últimas frases, Rao Drako.

El apuesto Rao Drako en su feliz tierra natal, antes de ser reducido a un muñón lacerado.

Os acordaréis de que Rao Drako era un competente explorador elfillo que tenía por hermano a otro elfillo llamado Ziro Drako. En el Cañón de Radaga, Ziro Drako, tentando al destino más de lo debido, encontró la muerte atravesado por cinco oxidadas lanzas que lo dejaron más tieso que un pepinillo. Lloró a su hermano pero no se acojonó, y tiró para adelante con un par.

Claro que ir siempre el primero, rastreando, buscando peligros, tiene su peligro, especialmente si estás jugando FdG a nivel Nightmare!. Había superado con éxito muchos retos de la aventura, yendo el primero, que no es poca cosa, pero al final de tanto ir el cántaro a la fuente pasa eso, que se rompe. Llegaron a una habitación cuyo suelo estaba completamente llena de huesos, y que en realidad ocultaba un gran foso completamente repleto de osamentas afiladas y criaturas verminosas arrastrándose en su interior. El pobre Rao, con toda su cautela, no pensó que ese podía ser un falso suelo, y entró, zaca, con todas las de la ley… y se hundió.

La paladina Larisa reaccionó al ver hundirse a su compañero saltó para tomarle la mano e intentar sacarle. Pero falló la tirada de reflejos, así que cuando atrapó su brazo ya era un poco tarde. En FdG2012 los bichos son especialmente rápidos, y en seis segundos (1 round) tras fallar Larisa su tirada de Reflejos, lo único que logró salvar fue el brazo semidevorado de Rao Drako… el pobre pasó a formar parte de aquella piscina nauseabunda de huesos. Su última frase había tenido lugar cuando eligió ir por el camino de la derecha que conducía al foso de los huesos:

“He dicho que por la derecha, y si queréis me seguís”.

Reconozco que me dio un poco de pena porque no suele gustarme fusilar PJs que demuestran tener pelotas y son útiles para el grupo, como fue Rao Drako. Pero claro, si se meten en la boca del lobo no me puede temblar el pulso o quedo fatal. Rao dejó buen recuerdo, de todas maneras.

Epitafio: Rao Drako, hermano de Ziro Drako. Se lo comieron en seis segundos y legó al mundo su muñón sanguinoliento. Descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s