Might & Magic III

Como mi vida rolera en los últimos años, con la madurez y tal, se ha vuelto casi nula, aprovecho para hablar del pasado y así pasar el rato. Resulta que me he descargado uno de los perros más importantes de mi vida, y quería compartir mi felicidad con los webero-navegantes. Su nombre es Might&Magic III, y a muchos puede que no os suene nada, u os suene por otra saga de la misma marca que vino después, desde el género de estrategia fantástica de extraordinario éxito: Heroes of Might&Magic.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPues bien, todo empezó con un jueguillo injugable, allá a mediados de los 80, llamado Might&Magic: secret of the Inner Sanctum. Era un juego con gráficos difícilmente reconocibles y el sonido una especie de sucesión de cacofonías irritantes. A la gente le gustaba porque no conocía nada mejor. Si eso os extraña, para comprender, imaginaos que a los hombres de la Edad Media les gustaban mujeres con más pelo en las piernas que tú (presumo que eres varón). En fin, que me distraigo. La idea prosperó, y su diseñador, Jon van Caneghem, fundador de New World Computing, sacó secuela: Might & Magic II: gates to another world. El caso es que el primero, aunque lo he probado, no pude jugarlo a fondo. El segundo sí, lo quemé con mi hermano, el rey hechicero de Urik, Hamanu. Metimos muchas horas a un juego que a primera vista era auténtica basura para cualquier quemón de Super Nintendo de principios de los 90. Todavía hoy me pregunto cómo pudo MM2 salir en Super Nintendo, es un misterio que no creo que pueda comprender nunca, pero yo disfruté de esa feliz anomalía.

might-and-magic-iii-isles-of-terra-fr_15
Pasarse por la taberna de vez en cuando levanta el ánimo

Pero no fue hasta el MM3 que mi felicidad fue absoluta. El juego da un salto en calidad gráfica, en música y en sonido, y la historia se puede seguir mejor. Como he dicho al principio, hoy por hoy (julio de 2017) estoy jugando a él: es muy difícil que cualquier ser humano de nuestros días pueda jugarlo; yo sí. Lo conocí en casa de mi dilecto amigo el Maestro Ninja Gara y me gustó tanto que hice auténticas frikadas para poder disfrutarlo. En aquella época yo tenía Windows 95 en mi ordenata y los juegos viejos de DOS daban infinitos problemas para funcionar. Sufrí mucho antes de poder arrancarlo en aquellos remotos tiempos y, una vez lo enchufabas, te pedía clave… y yo no la tenía, claro, e internet no existía (hablamos de los años 95, 96, 97). Así que antes de poder jugar tenía que meter la clave a boleo y acertar: había que buscar palabras que te pedía del manual de instrucciones y, por una coincidencia cósmica logré descubrir que una de esas palabras era BAND. Para poder jugar tenía que arrancar y cerrar entre 20-50 veces hasta que me pedía esa página en concreto, y zaca, metía BAND y hala, a jugar. No sé si son recuerdos felices o memoria de trastornos mentales.

580943-might_and_magic_iii___isles_of_terra_11_1_
Dos goblins vienen a por tí

El juego me gusta mucho. Haces un grupo de pejotas: elfos, humanos, enanos, gnomos, etc… y te aventuras por un mapeado muy extenso y con total libertad de movimiento, con una inmensa variedad de enemigos, lugares, objetos, muchos hechizos, dungeons, y otras sorpresillas. Por primera vez tenemos retratos de pejotas, penejotas, y un muy completo, intuitivo y fácil de manejar inventario y hoja de personaje (compleja y completa). La variedad de objetos, definidos por tipo, material en el que están hechos y encantamiento, sólo ha sido igualada por los juegos de Diablo, que copian el sistema mightandmagicquero, por cierto. El mundo, con sus grafiquillos en 2D, 640×480 píxeles, es muy atractivo por su colorido, variedad de escenarios y ambiente fantástico, que debo reconocer está muy logrado. En conjunto el juego es un gran acierto, muy logrado y una joya para ser de principios de los 90, imitado con menor gloria por sus sucesores MM4 y MM5.

Might-and-Magic-III-Character-Sheet-500x312
Esta es una hoja de personaje en condiciones, uno de los grandes aciertos del perro

Luego, 3DO, la heredera de NWComputing, empezó a sacar mightandmagics en cadena, del VI al X, como el que conduce con una venda en los ojos y se lleva por delante todo lo que se le cruce. Juegos aburridos y prescindibles como un truño pestilente. El que quiera que los pruebe.

Para mí, Might&Magic III ocupa una plaza importante en los perros de mi vida. Quien me haya seguido desde antiguo, o a través de la categoría Videojuegos, sabrá que yo sé muy bien cuales fueron los perros de mi vida, fundamentalmente Elder Scrolls: Daggerfall y Ultima Underworld. Creo que podría hacerle un huequecito a Might&Magic II y III, porque fueron perros muy importantes, y porque todavía me gusta sacarlos a pasear de vez en cuando. MM3 es más amable y cariñoso porque me ofrece melodías digeribles y porque tiene gráficos luminosos y que representan un escaparate perfecto de la era píxel, que sigue siendo brutal.

El rol computerizado, para mi generación, olía a pixel, señores. Y los píxeles molan un webo. Y vale.

PD. Por cierto… 3 megas… en 3 megas cabe la felicidad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s