Regalo friki de Navidad (III)

Hoy vengo con otros cuatro perros de los buenos para regalároslos como buena frikada navideña, de esas nostálgicas a las que tan acostumbrados os tengo. Cada juego es más original y flipante que el anterior, y casi que con esta remesa cierro el círculo de los perros de mi adolescencia disparadora, inaugurada por Doom, pues lo que vinieron después ya no me hicieron tanta ilusión.

BLOOD (1997)

imagesBlood fue un juego de GT Interactive que utilizaba un motor muy similar al del Duke Nukem 3D, y que nos sumergía en una trama que yo nunca comprendí (el que le interese que mire en Wikipedia, yo no voy a resumir esa chorrada), pero de indiscutible mal gusto. Tú eras una especie de muerto viviente que volvía del otro mundo para matar más muertos vivientes. Tus enemigos eran sobre todo zombies, encapuchados con metralleta, gárgolas y cosas por el estilo. Una de las armas principales era el cartucho de dinamita, que hacía volar a tus enemigos en pedazos, dejando miembros y manchones sanguinolientos por todas partes, y cabezas por el suelo que podías patear y, si cogías carrerilla, la chutabas mucho más lejos. Los litros de sangre por pantalla eran exagerados. Pero lo más interesante eran los chistes macabros y las risas malignas de personaje que controlabas cuando despedazaba a algún inocente zombie o le metía un escopetazo de recortada a los de la capucha. La verdad es que las voces digitalizadas le daban más vida al juego, como ocurría también con Duke Nukem: gritos de agonía, reventones de cuerpos, alaridos desesperados, risotadas macabras, todo muy didáctico y constructivo. En cualquier caso, no recomendado para audiencias sensibles. Reconozco que Blood me bendijo con muchas horas de felicidad y aún ahora podría ametrallar algún zombie o pincharle con la horca para recordar viejos tiempos, y sin sentir piedad por su ‘no-vida’.

 

MORTYR (1999)

mortyr-2093-1944-47120-363641Ya me acercaba a la mayoría de edad cuando descubrí este juego maravilloso que consistía en, ¡oh, sorpresa! matar nazis. Mortyr es como una versión modernizada de Castle Wolfenstein, que ya comenté en este blog hace años. La trama en realidad añade un punto que no cambia nada, y es que los nazis han ganado la guerra y más de un siglo después gobiernan el mundo, momento en que el que un general envía a su hijo Mortyr al pasado para cambiar la historia. Lo demás, pegar tiros a todo lo que se mueva, y la verdad es que estaba bastante bien. Sacaron varias secuelas, creo que dos, porque, como ya sabéis, los nazis nunca se rinden. Lo sacó al mercado Interplay, y en aquellas fechas los sprites planos dejaban ya paso a los gráficos tridimensionales, así que los nazis tenían volumen para ametrallar. Nada nuevo, por lo tanto, todos contentos.

KINGPIN: LIFE OF CRIME (1999)

maxresdefault
Una señorita de compañía llamándote ‘motherfucker’.

Guardo un lugar especial en mi corazón a Kingpin, un juego de gráficos toscos y groseros (gordos sudorosos y tatuados, prostitutas malhabladas, gángsters barrigudos) y audios todavía más groseros (que te harán comprender la importancia de la palabra fuck y motherfucker en la lengua inglesa, VER VIDEO) que nos regaló, previo pago del precio, Interplay, en su campaña por educar a los jóvenes. Está ambientado en los barrios bajos y en el universo del crimen norteamericano, en una ciudad ficticia, en donde la banda de uno de los cabecillas del hampa te pega una paliza y te deja por muerto. Tu misión, evidentemente, es vengarte, a tiro limpio, de todos ellos por distintos escenarios de la ciudad. La novedad del juego en este punto es la laceración: golpeas con barras de hierro que desgarran la carne de tus enemigos, dispararas y lastimas sangrientamente brazos y piernas, revientas cabezas y todas esas cosas. Todo el juego en si es sucio, los barrios, las putas, los buenos, los malos… Una dulzura que te hará reír sobretodo por el abuso de la palabra fuck en absolutamente todo, y los paralelismos con películas como Pulp Fiction. Una joyita.

 

 

SOLDIER OF FORTUNE (2000)

soldier-of-fortune-headerEmpezaba un siglo nuevo y los norteamericanos nos iluminaban con otro producto fascistoide a la vieja usanza, en la que un supersoldado yankee se encargaba de matar a todos los enemigos de la democracia, aunque fuesen barrenderos de barrio. Soldier of Fortune nos lo brindó Raven Software y lo distribuyó Activision, y no puedo ocultar que extraje horas y horas de placer en formo de plomo virtual “afusilando” (como diría mi abuela) a todo tipo de guerrilleros colombianos, soldados rusos, terroristas irakís y todos aquellos enemigos jurados de lo que es anglosajoide, rubio y vota republicano. Una verdadera y apestosa apología de la supremacía blanca y WASP, pero divertida si lo tuyo es vaciar cargadores sin importarte el destinatario, al que consideras un montón de bytes sin espíritu. Soldier of Fortune tuvo también secuelas, creo que dos, aunque no he tenido el placer… en seguida di el salto a cosas más elaboradas, como Call of Duty (ya sabéis, la rueda gira y vuelven los nazis).

Y con esto termino por este año. Dejo aquí anotado que el año que viene hablaré de dos piezas, quizás más, magníficas, de 3D shooters de terror que me fascinaron en su momento y que jugué persiana bajada, luces apagadas, para incidir aún más en mi locura: Undying y Call of Cthulhu: Dark corners of the Earth.

Legend of Grimrock: primeras impresiones

¡He venido a darle un mazazo a tu vida social!

Ayer fue un día largo. Madrugué como un tolín para enchufar el Grimrock, que salía a la calle precisamente el día 11 de abril, pero tuve que esperar hasta las 19,30 de la tarde para que los simpáticos de Steam me diesen acceso a él. No obstante, aguanté como un campeón. Mis fieles lectores ya saben que me causaba espectación la propuesta de estos frikis finlandeses (Almost Human), y no es para menos: un juego dungeon crawl al viejo estilo pero con tecnología del año 13 dGH (después de Gran Hermano). Lo bajé, lo enchufé, y ¿qué me encontré?

Dark Heart of Uukrul, ¿cumbre final del género?

Si sabes lo que es un dungeon crawl y te gusta ese rollo no te va a decepcionar. Legend of Grimrock es un dungeon crawl con mayúsculas. Pero cuidado, amigo navengante. Si eres de esos que buscan novedades, es posible que te decepcione. Es un dungeon crawl y nada más. Como le he dicho a Kamus Maximus esta mañana, es Dungeon Master, es Eye of the Beholder, pero no le llega en complejidad a Dark Heart of Uukrul, todos ellos cabezas refulgentes de un género adorado por muchos, odiado por otros tantos (lo comparo con aquellos títulos que conozco mejor). Mazmorras interminables, monstruos aberrantes, acertijos y enigmas varios, todo ello bien agitado y servido con gráficos espectaculares y una iluminación y efectos sonoros sobresalientes. No es Ultima Underworld ni Arx Fatalis, claro. Ese es otro rollo. He jugado cuatro o cinco horas, es posible que todavía no tenga una impresión precisa del juego en su conjunto, pero de lo que he visto, opino (ya podré rectificar más adelante si me equivoco).

No sabría decir hasta qué punto Grimrock es un paso adelante o un estadio intermedio entre los primeros dungeon crawlers y una joya del género como Uukrul. Porque Uukrul no sólo era un crawler, era un juegazo de rol en toda regla, con detalladas descripciones de los salones de los antiguos, conjuros de comprensión de lenguajes, habilidades de escuchar, buscar… La ambición de los señores de Almost Human no ha ido tan lejos. Por supuesto no es Ultima Underworld (aunque en el argumento del juego no se hayan molestado nada en disimular parentescos), el inimitable maestro de Origin, pero es que Underworld superaba el concepto de dungeon crawl.

Ultima Underworld que estás en los cielos, santificado sea tu nombre...

Yo no soy quien para establecer comparaciones entre Grimrock y Underworld. Aunque comparten ambientación y argumento, no son el mismo tipo de juego. Grimrock es un juego de laberintos con estadísticas roleras. Underworld era un juego de rol con laberintos. Se encuentran en dimensiones distintas. Sí podría poner en comparación los géneros, lo que representaban los crawlers y lo que era Underworld. Pero para mí, el Stigyan Abyss es la obra maestra del software de entretenimiento en PC (con permiso de Daggerfall), por eso sería injusto ponerlo en comparación con un juego que acabo de comprar.

Digamos que el juego de Grimrock cumple su cometido, que es desde un principio el de no aportar nada nuevo, incluso el de no alcanzar los niveles de sotisficación de algunas vetustísimas obras del género, sino reproducir una tradición videojueguera añorada por nosotros los frikis a un nivel argumental y de jugabilidad modesto, pero con un impresionante aparato audiovisual. Felicito a los casi humanos por su gesta, sin duda arriesgada. Es como un pequeño viaje al pasado sin renunciar a las cosas buenas de la era GH. El balance parece positivo siempre que sepas a lo que vas, siempre que sepas a lo que van los programadores.

Disculpen lo precipitado de esta pequeña revisión, la he escrito a vuelapluma por el entusiasmo que me hacía la novedad del chiquillo, que es todo un futuro perro para enseñar a los nietos con orgullo. Quémenlo a gusto. Pero háganlo sin mapa, que es como expolian dungeons los hombre de pelo en pecho.

La casa del abandonware: Home of the Underdogs

¿Recordáis, amigos ochenteros? ¿Recordáis los primeros tiempos de internet, más de diez años ha? Sí. Cuando disfrutar de conexión a internet suponía no tener línea telefónica, y el módem producía una cacofonía desgradable mientras tú navegabas a velocidad de tortuga, esperando pacientemente a que se cargase una simple paginilla con cuatro dibujillos, o dejando al 486 o al Pentium 90 bajando pacientemente ese juego que tanto deseabas probar, de 7 megas, que iba a tardar un par de horillas como poco.

Sí señores, grandes tiempos los que hemos vivido. Desde entonces, hemos visitado miles de páginas. A veces nos enganchamos a alguna web y durante años somos asiduos a ella. Pero normalmente somos promiscuos navegantes, y como mucho le somos fieles a algún periódico, a algún portal de noticias, a algún blog, etc… Pero la existencia en internet es efímera como todo lo que medra entre la tierra y el cielo: nace, crece, deja su simiente, y muere. He visto morir webs muy molonas, tristemente, como la página de los Kargatane de Ravenloft, una de las mejores de su tiempo en lo relativo a D&D. Pero a veces, la alta misión que desempeña el portal o página favorece que perdure en el tiempo, y que nuevos frikis tomen el relevo de los antiguos.

Master of Magic: Civilization pero a lo fantástico

Eso he pensado esta mañana al visitar, nuevamente, la web de Home of the Underdogs. Fue una de las primeras páginas web a las que me volví adicto. Una de mis pasiones, desde mi descubrimiento de internet, han sido los videojuegos viejos. ¿De donde me viene esta perversión? No lo sé. La gente depositaba mucha ilusión y talento sobre juegos técnicamente poco atractivos, y lo que le faltaba a esas joyitas en calidad de sonido y gráfica, lo compensaba el jugador con imaginación. Puede que sea eso. Muchos juegos de los 90 todavía no han sido superados en nuestros dosmiles. Quiero decir: asistimos a muchos espectáculos gráficos y sonoros de todo tipo, pero las ideas, tramas y sistemas, por lo general se han simplificado hasta humillarse, cayendo a niveles comprensibles por niños raperos con mal gusto, y menos ganas aún de pensar o imaginar mundos fantásticos.

Dark Heart of Uukrul: la gloria del dungeon crawling

En lo relativo a mi caza de abandonware, pronto encontré Home of the Underdogs. Quizás sea la página a la que más tiempo llevo enganchado. No la visito con frecuencia, porque me la sé casi de memoria. Pero a veces me paso a ver qué se cuece. Si te deslizas por allí, verás que tienen infinidad de juegos de todas las épocas, underdogs, es decir, infravalorados, perros como los llamo yo (término acuñado en homenaje, por mi parte, a los underdogs). Perros porque ellos te han aportado felicidad, han jugado contigo, han sido tus fieles compañeros, y un día los abandonas miserablemente, como ingrato humano que eres. Pero siguen ahí si algún día quieres volver, y no son rencorosos, y vuelven a jugar contigo.

Ishar 3: La saga de los escenarios envolventes.

Que estén minusvalorados no significa que en su tiempo fuesen juegos de segunda, ni siquiera que hoy por hoy sean malos. En esa página hay joyas auténticas, señores. Desde el ancestral Rogue, pasando por el complejísimo Aethra Chronicles, el Betrayal at Krondor, el críptico Dark Heart of Uukrul (¡1990!), la visualmente extraordinaria saga Ishar, un genial Lands of Lore (afeado por su hermano mayor, el Lands of Lore II, mucho gráfico para nada), hasta los que no necesitan presentación, como el eterno Daggerfall (1995), o el profundo y poéticamente tenebroso Planescape Torment (1999). En el plano de la estrategia, entre los más de seiscientos juegos que atesora la casa de los perros, contaríamos el mítico Centurion, el inolvidable Stronghold (¡¡con reglas de la primera versión de D&D!!), un Castles por aquí, un Conquest of the New World por allá, la saga del Romance of the Three Kingdoms, los X-COM, el Fantasy Empire, el juego más adictivo de todos los tiempos: Colonization, el brutalmente divertido Master of Magic, o su primo de las estrellas, el Master of Orion. Sección aparte merecería Sword of Aragon, cuya cutredad visual es proporcionalmente opuesta a su grandísima oferta lúdica en cuanto a jugabilidad, opciones, roleo, flexibilidad, historia… Cada juego viene acompañado de una reseña detallada y bien informada, todos los datos del perro, screenshots, extras… Sólo Abandonia se acerca a la gloria de los Underdogs, pero su selección de juegos es mucho menor.

Podría hacerme viejo revisando las joyitas que tienen los Underdogs. Pero si te gustan los juegos viejos, lo mejor es que te pases tú mismo. Hay altas posibilidades de que encuentres lo que buscas, pero lo que es mucho mejor, también lo que no buscas, lo que no sabías que existía, y sí, ¡existe! Y está ahí. En Home of the Underdogs.

Saga Heroes 1991-2012

Una anotación. ¿El primer Heroes no es de 1995?
La respuesta es NO. No todos los Heroes se llaman Heroes of Might and Magic. Mismamente, la última entrega se llama Might & Magic: Heroes VI. La primera entrega tampoco tiene el nombre más común de la serie. Su nombre es: King’s Bounty.

King’s Bounty
Para los no adeptos de la saga, daremos 4 claves de por qué King’s Bounty es el primer Heroes of Might and Magic.
1.- Colecciones: No es una opinión nuestra, New World Computing lo incluye en varias colecciones. Aparece en: Heroes Compendium (1997) y Heroes Millenium (1999) entre otros, junto al resto de juegos Heroes.
2.- Temática: Eliges a uno de los Héroes de Might and Magic (bárbaros, magos, guerreros…) para encontrar los 25 pedazos de un mapa para encontrar un artefacto. Para ello tienes que reclutar tropas para que conformen tu ejército ¿Os suena?
3.- Funcionamiento: Igual que el resto de HM&M.
4.- Solo hay que ver el juego (también podéis escuchar su notable y pegadiza BSO).

Heroes of Might & Magic
La segunda entrega de la Saga Heroes, dejó el nombre de King’s Bounty para llamarse Heroes of Might & Magic (más comercial). De ahí, que fuera el título con el que la saga diera el gran salto. Desde aquí, hasta las últimas entregas, su banda sonora pasa a ser sobresaliente.

Cabe destacar que 3DO versionó el juego para PlayStation 2 (jugable también en PC), dando lugar al primer Heroes en 3D. Hay que decir que el resultado fue muy bueno. El juego está más orientado a un jugador, por lo que el sistema recuerda más al King’s Bounty.

Y he aquí otro giro/guiño. Debido al éxito del HM&M para PS2, la compañía decidió sacar una segunda parte del HM&M I de PS2, también orientado a las consolas y a un jugador, pero… ¿Cómo llamarlo? Pues volviendo a los orígenes, esta entrega fue llamada King’s Bounty. He de decir, que para un jugador, es una de las mejores opciones de la Saga Heroes.

Por último hay que decir que, hoy por hoy, Kings Bounty ya es nombre propio y está desligado de la Saga Heroes, teniendo su propia Saga de juegos de la mano de Katauri.

Heroes of Might and Magic II

Una evolución del HMM1, mejorando en básicamente todos los aspectos posibles. El año de su publicación era fácil encontrarle situado entre los 10 mejores juegos de PC de toda la historia ¿alguna objeción?

Heroes of Might and Magic III

Éste, junto con alguna de las nuevas entregas de King’s Bounty y el Heroes VI son los tres juegos del género que no puedes perderte. Cuando parecía que el nivel de la saga tocaba techo, llegó HM&M3 para demostrar que aun quedaban cosas por hacer. Para muchos, el mejor de la Saga.

Para no poner los típicos videos, dejo uno de la larga vida que ha tenido con todas sus expansiones.

Heroes of Might and Magic IV

La última entrega de 3DO y sin duda el más castigado. Debido a la evolución de las anteriores entregas, es posible que no cumpliera las espectativas de muchos fans, pero ¿por qué? No hay duda de que el juego sigue siendo muy bueno y enganchante. Quizás el cambio fue grande, pero la fórmula seguía ahí.

De entrada hay un gran cambio visual, todo es más pequeño. Sin duda, se quiere dar más opciones y libertades al jugador, más estrategia, con campos de batalla más grándes e isométricos con infinidad de posibilidades. Y he ahí la diferencia, se perdió la simplicidad de los anteriores Heroes ¿bueno? ¿malo? Para gustos.

Heroes of Might and Magic V

Ubisoft toma el control y con él llega el 3D. Sin duda un cambio necesario para el ya “anticuado” sistema 2.5D del que hacía uso.

Heroes V es otro gran título al que el único pero posible es una pequeña descompensación entre civilizaciones y el que se guardaran unidades básicas para las expansiones. Un ejemplo es tener que esperar para jugar con los enanos y que éstos fueran enormemente superiores al resto.

Might & Magic Heroes VI

¿Por qué he dicho que éste es uno de los tres juegos que hay que jugar de la saga? El motivo es que el 3D evoluciona muy rápido y por eso creo que Heroes VI es mejor opción que el V.

Además este juego de Black Hole Entertainment de la mano de Ubisoft, es sin duda el que más difiere de la saga. Apuesta por la simplicidad y por ello ha levantado todo tipo de opiniones.

Power Glove vs Kinect vs PlayStation Move vs Wii

Frikiplaster: ¿Cuál comprar? ¿Cual recomiendas? ¿O cuál es mejor?

Respuesta: He probado muchos Controladores de Movimiento y puedo decir con seguridad que: Para 1 o 2 jugadores y si dispones de más de 2,5 metros de distancia, Microsoft Kinect es tu opción (es además el más preciso). Sin embargo, si sois 3 o 4 jugadores, o 1 o más niños, la mejor opción es Wii. PS Move se queda a mitad entre ambos y…

Frikiplaster: Ehh!! Para, para!! ¿Dónde te crees que estás? Esto es Frikiplaster, no la Hobby Consolas!! Niños? Tío, estamos hablando de una panda de chalados, rodeados de botellas de contenido indiferente y que quieren echar unas risas. Leer más “Power Glove vs Kinect vs PlayStation Move vs Wii”